Hoy queremos compartir con vosotros algo en lo que llevamos trabajando muchos meses, y que por fin se ha materializado: la nueva imagen de nuestro vino Arca de Noé Crianza.

Bodegón Botella Crianza Arca de Noé 2018

Desde que surgió la idea de dar un cambio en la imagen del Crianza, en nuestra mente surgió una idea clara: “Queremos una etiqueta que transmita lo que somos y nuestros valores”. Y la verdad, es que creemos que lo hemos conseguido.

Descubre nuestra historia

Estas 4 manos que veis en la etiqueta, son 4 manos reales que pertenecen a soci@s y miembros de nuestra familia. Representan las 4 generaciones que en la actualidad trabajan unidas en El Arca de Noé, con el mismo espíritu y tesón que aquellos que fundaron la bodega en 1953.

Etiqueta Arca de Noé Crianza 2018

La nueva etiqueta de Arca de Noé Crianza habla, casi sin palabras, de una historia de superación y cooperación en San Asensio, que comenzó cuando un pequeño grupo de viticultores considerados por muchos locos, decidieron unir sus fuerzas, sus pocos recursos y todo su ingenio para hacer frente común ante las adversidades que habían sumido el sector agrícola en la ruina.

Una etiqueta que cuenta cómo hace 67 años nacía El Arca de Noé, la Bodega Cooperativa más antigua de La Rioja, y se ponían los pilares de una FAMILIA que crecía año tras año, gracias al trabajo duro, al compañerismo, y al afán de superación de hombres y mujeres que han puesto su alma en ella.

Porque esta botella de Crianza que veis aquí, cuenta cómo pasado, presente y futuro se dan la mano en El Arca de Noé, a través de 274 socios de 4 generaciones distintas que mantienen el espíritu que ha forjado el carácter de nuestros vinos a lo largo de todos estos años.

Descubre un mundo de sensaciones

Así que te invitamos a que pruebes una copa de nuestra esencia con Arca de Noé Crianza, porque además de ser un vino único elaborado con las manos de 4 generaciones distintas de viticultores, ARCA DE NOÉ CRIANZA es tierra y carácter, roble y tempranillo, frutas rojas y regaliz, intenso y sutil, fresco y suave.

Está elaborado uva seleccionada 100% tempranillo de nuestros propios viñedos, que se sitúan en una zona privilegiada de La Rioja Alta, y aportan a nuestros vinos la personalidad de nuestra tierra.

Se cría en barricas bordelesas de roble americano durante 12 meses y después descansa en botella, al menos durante 3 meses más. Así conseguimos que tenga un color rojo rubí con ribetes tejas muy característico, además de aromas a frutas rojas con toques de regaliz y vainilla.